Breaking News

El índice VIX es una medida del miedo y la incertidumbre del mercado en relación con un determinado índice. Compara el nivel de riesgo percibido por el mercado con un índice específico. Dado que el mercado es tan incierto, es muy probable que el índice VIX suba y baje en correlación con el clima político y económico de Estados Unidos.

El índice VIX se diseñó por primera vez como un indicador de riesgo de mercado durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, cuando terminó la guerra, el índice adquirió un significado completamente diferente. En este punto se convirtió en una medida confiable de riesgos económicos y políticos. Durante los siguientes treinta años, el índice tuvo poco impacto en los mercados de valores o la economía en general.

Sin embargo, con las recientes elecciones presidenciales y el estado actual de la economía, el índice VIX se ha convertido repentinamente en un indicador crítico para invertir en el mercado. Se ha convertido en la base de la estrategia de la comunidad inversora para determinar cómo reaccionará el mercado. Es el equivalente a pedir los informes meteorológicos de los próximos días.

Si existe incertidumbre política o económica en el futuro, es probable que el índice cambie en relación con el índice. Si un índice fuerte sube, indica que los inversores confían en el gobierno, mientras que un índice más débil indica que los inversores están preocupados por las perspectivas económicas. Luego, el índice desciende cuando la incertidumbre se disipa.

Hay varias razones por las que el índice va a cambiar, pero la que realmente me ha llamado la atención es la incertidumbre de las elecciones estadounidenses. Si bien la posibilidad de que Estados Unidos celebre elecciones presidenciales este año es remota, existe cierta preocupación de que Estados Unidos se dirija hacia un segundo mandato de Obama. Si este es el caso, entonces las incertidumbres políticas y económicas podrían ser muy altas durante los próximos meses y el índice podría aumentar considerablemente.

Es por eso que el índice VIX ha sido un fuerte indicador para los inversores que quieren cubrir sus apuestas y vigilar la situación política en los Estados Unidos. Sin embargo, también es importante recordar que la incertidumbre política también puede generar incertidumbre económica, por lo que es importante darse cuenta de que gran parte de la volatilidad que se informa en el índice VIX es causada por factores económicos. que están mucho más cerca del suelo, como las tasas de interés y las cifras de desempleo.

Los inversores deben comprender que el índice VIX no es solo una medida de incertidumbre política o económica, sino que también es un indicador de la confianza de los inversores en el gobierno federal. y es muy difícil predecir en qué dirección se moverá el índice. Si hay una fuerte recuperación económica en los Estados Unidos, es probable que el índice se mueva hacia arriba, pero si la recesión continúa, probablemente seguirá el mismo camino que las dos últimas recesiones en los Estados Unidos.

Como resultado, es probable que continúen la incertidumbre política y la inestabilidad económica de los últimos dos años. Por lo tanto, es importante comprender que el índice probablemente seguirá siendo volátil en el futuro previsible. Si bien la situación política en los EE. UU. Puede ser difícil de pronosticar, es probable que el índice no cambie drásticamente en las próximas semanas o meses.

Esto significa que, si bien los inversores deben tener cierto sentido de anticipación a la incertidumbre política y económica que puede causar las próximas elecciones, también deben mantenerse al tanto de los indicadores económicos y financieros. Los inversores deben usar el índice como un indicador de cómo se está desempeñando la economía en general, y también deben estar al tanto de cualquier noticia importante que tenga una relación directa con la economía.

En otras palabras, si bien el mercado puede volverse volátil, los inversores deben comprender que esto es algo que sucede todo el tiempo y deben comprender que el índice VIX no es diferente. que todos los indicadores de incertidumbre económica que existen. ahora mismo.

Los inversores deben tener cierto sentido de anticipación a la incertidumbre política y económica que pueden causar las próximas elecciones, pero también deben ser conscientes del hecho de que existe mucha incertidumbre económica en el futuro. Eso significa que su enfoque debería estar en el estado general de la economía y cómo afectará el futuro. A largo plazo, el índice puede proporcionarles una buena idea de lo que está sucediendo. Si bien se mantendrá la incertidumbre política y económica, el índice debería ser un indicador de la confianza de los inversores y del estado general de la economía.